Los vecinos aplauden la macrorredada policial del Gancho

La Policía Nacional desplegó ayer una nueva macrorredada en El Barrio de El Gancho. La segunda intervención en apenas dos meses y que, según Delegación del Gobierno esta intervención respondió a las peticiones vecinales que vienen denunciando reiteradamente el aumento de la inseguridad ciudadana.

La mala noticia es que parece ser que si tomamos esta afirmación como buena, entonces Delegación del Gobierno no se entera mucho de lo que ocurre en algunos barrios de Zaragoza. La Jefatura Superior de Policía calificó el operativo de “preventivo” y como consecuencia del mismo 263 personas fueron identificadas de las cuales, para aquellas personas que les gusten los números, 203 de ellas tenían antecedentes penales (más del 75% de los identificados). La operación se saldó con un detenido por quebrantamiento de condena y cinco personas trasladadas a Extranjerías para incoarles un expediente de expulsión (que seguramente no se cumplirá).

Además se levantaron denuncias administrativas por tenencias de armas y drogas y se desarticularon cuatro puntos de venta e incautaron numerosos objetos procedentes de robos. Y éste es El Barrio en el que un exalcalde de Zaragoza dijo que “no pasaba nada” y que “había que aprender a convivir con el entorno”. 

Para llevar a cabo este operativo se pusieron en marcha varias unidades de la Policía Nacional (UPR, GOR y la Unidad Motorizada de Centellas). 

 

La pregunta que debemos hacernos es ¿por qué Delegación del Gobierno ha tardado tanto en impulsar estos dispositivos?

0
identificados
0
con antecedentes

Desde luego tener antecedentes no es ningún delito y tampoco supone tener mayor problema, pero que nadie intente “normalizar” este tipo de situaciones. Lo preocupante es tener antecedentes y seguir menudeando con droga, incumplir la Ley de Extranjería o cometer delitos de robo con violencia. 

Por suerte parece que ser que El Gancho está en el punto de mira de Delegación del Gobierno, dichas actuaciones deben de ir de la mano del área de Urbanismo para terminar de “desmantelar” los numerosos edificios ocupados, exigir responsabilidades a los propietarios de dichos inmuebles y empezar a rehabilitar la zona.

Han tenido que ser dos entidades vecinales (Calles Dignas y Plataforma de Afectados del Gancho) quienes reclamaron varias veces una mayor presencia policial. Otra entidad, como la Red de Apoyo Vecinal, cercana a grupos de izquierda, apuestan por una mediación que ha quedado patente que no funciona tras más de tres años de fracaso, aseguran que “les preocupa la estrategia policial”. 

No les preocupa la existencia de drogas, armas o gente incumpliendo las penas. Les preocupa la "estrategia policial".

Por su parte, Delegación del Gobierno acordó recientemente incrementar la vigilancia con dos patrullas policiales fijas, por parte del Ayuntamiento de Zaragoza se desconoce si sigue manteniendo a través de la Policía Local puntos de control en estas zonas pero por el momento el Consistorio tiene previsto instalar este mes de diciembre varias cámaras de seguridad.

0 Shares:
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You May Also Like