Instrucción de la DGT S-149 sobre VMP

El pasado diciembre de 2019 la Dirección General de Tráfico elaboró una Instrucción (las S-149 TV-108) sobre aclaraciones técnicas y criterios de actuación en la formulación de denuncias a vehículos ligeros propulsados por motores eléctricos.

En esta instrucción, la DGT reconocía la “proliferación en las zonas urbanas” de los denominados VMP (Vehículos de Movilidad Personal) y de bicicletas de pedaleo asistido (bicicletas eléctricas) así como la necesidad de “establecer unas normas básicas sobre los VMP. En la misma instrucción además daba a entender que se estaba en trámite de modificación del Real Decreto 2822/98 de 23 de noviembre de Reglamento General de Vehículos.

Hasta entonces, la instrucción S-149 TV-108 da las primeras pinceladas de lo que seguramente nos traerá la modificación del Reglamento de Vehículos. Para ello se apoya -además de que tiene potestad para ello- en las instrucciones dadas por parte de la Fiscalía de Sala Coordinadora de Seguridad Vial, a las Policías Locales sobre tratamiento tratamiento penal en la accidentalidad en las vías urbanas, incluyéndose los VMP.

Por ello, la Dirección General de Tráfico establece esta instrucción entre lo que se destaca que se considera, teniendo en cuenta la instrucción 16/V-124 y la definición establecida en el anexo I de la Ley de Tráfico, que quien conduce un VMP es considerado como conductor a los efectos de la normativa de tráfico y no de peatón.

Qué es un VMP y qué responsabilidades tiene

Dicho todo esto, lo importante viene ahora y es lo que afecta a los usuarios de VMP. la DGT define el VMP como un vehículo de movilidad personal de una o más ruedas dotado de una única plaza y propulsado exclusivamente por motores eléctricos que proporcionan una velocidad máxima por diseño entre 6 y 25 km/h. Sólo pueden estar equipados con un sillín si están equipados de sistema de auto-equilibrado. 

Por tanto queda excluido de lo que es un VMP:

1. Vehículos sin sistema de auto-equilibrado y con sillín

2. Vehículos concebidos para competición

3. Vehículos incluidos con una tensión de trabajo superior a 100VCC o 240VAC.

4. Vehículos incluidos en la normativa nº 168/2013 de la U.E. (subcategoría L1e-A) que trata sobre vehículos ligeros de dos ruedas

Por tanto se establece que los vehículos que no entran dentro de la definición de VMP y que están fuera de la aplicación del Reglamento nº 168/2013 (donde se definen todas las clases de vehículos ligeros y ciclomotores) o que estando dentro del Reglamento no cumplan con lo establecido; no pueden circular por las vías públicas. Es decir, aquellos vehículos tales como:

1. Que superen los 25 km/h por construcción o se encuentren trucados

2. Que lleven incorporados un sillín no auto-regulable

3. Que tengan una potencia superior a 800W*

* (esta dato falta por confirmarse)

En estos casos se procederá a denunciar de forma administrativa según lo establecido en el RD 818/09 de Reglamento de Conductores y RD 2228/98 de Reglamento de Vehículos. Concretamente por carecer de la correspondiente autorización administrativa, ya sea para conducir (art.1.1.5A) y la propia del vehículo (art.1.2.5A). Siendo ambas infracciones de carácter muy grave con una sanción de 500 euros y la inmovilización del vehículo. 

Más información sobre VMP en Zaragoza.

0 Shares:
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You May Also Like