Casco Histórico necesita de un Plan Urgente

La degradación de todo el entorno del Casco Histórico se vio notablemente impulsada durante los años 2015 a 2019. Resulta mas que evidente el lamentable estado del Casco Histórico de la ciudad de Zaragoza: suciedad acumulada (y no es por la falta de servicios de limpieza), ocupaciones de viviendas, menudeo de droga, ruidos, peleas, inmigración desbordada… Son los grandes problemas del Casco Histórico.

La presencia policial es imprescindible para intentar mantener la “calma” en una zona que está en constante ebullición. Pero la policía, lejos de tener herramientas adecuadas a su alcance, sus actuaciones se quedan en sacos rotos en numerosas ocasiones.

Llegados a este punto no tenemos que tener miedo en llamar a los problemas por su nombre y saber identificarlos. Es el primer paso para la búsqueda de soluciones necesarias y acertadas.

donde no llega la Seguridad y la Convivencia tiene que llegar el Urbanismo

La Oficina de Mediación impulsada por la anterior corporación no ha dado ningún fruto. Y quien diga lo contrario miente. La agonía con la que los vecinos del Casco Histórico tienen que convivir con algunos sectores -cada vez más numerosos- de la sociedad que producen ruidos, molestias, peleas y suciedad, es ya insoportable.

Las herramientas policiales son justas y precarias. Las denuncias administrativas no sirven porque no tienen ningún efecto: quienes perciben subsidios públicos están exentos del apercibimiento administrativo en su nómina. 

Es aquí donde tiene que empezar el Urbanismo. El famoso PICH (Plan Integral de Casco Histórico) impulsado por Izquierda Unidad a finales de los años noventa sirvió para tres cosas fundamentalmente:

1. La primera para pacificar (desde el punto de vista de la movilidad) un entramado de calles que necesitaban de unas actuaciones urgentes de este tipo.

2. La segunda para crear una red clientelar de asociaciones y entidades ligadas al Casco Histórico y de corte político para recibir ayudas y subvenciones.

3. Al aglutinar oficinas y servicios de ayuda hizo un “efecto llamada” a la inmigración, que en algunos casos es ilegal.

Llegados a este punto, si Zaragoza quiere tener un verdadero Casco Histórico con todo su potencial arquitectónico, histórico, cultural, económico y turístico, debe profundizar en la idea de crear un Plan de Renovación Urbana y Ambiental basado en cuatro ejes.

¿Qué implicaría esto?

Como todo plan de renovación urbana debe aplicarse y llevarse a cabo en un tiempo relativamente corto de tiempo. Dos legislaturas quizás sea un periodo de tiempo adecuado, aunque los primeros frutos se vean en los primeros cuatro años.

Urge empezar desde cero en el Casco Histórico, para ello es indispensable llevar a cabo algunas actuaciones importantes de acuerdo a la normativa urbanística existente, tales como; 

a) La localización de los inmuebles ocupados así como aquellos inmuebles o solares abandonados o deteriorados. 

b) Localización, comunicación y advertencia a los dueños y titulares de inmuebles del deber de mantenimiento en perfectas condiciones estructurales y de salubridad. Así como aplicación de la normativa (que ya existe) en materia urbanística y la actuación por parte del Ayuntamiento de Zaragoza

c) Derribar algunos inmuebles (aquellos que no estén catalogados como BIC) y levantar nuevas edificaciones bajo los parámetros que estime oportuno Urbanismo acorde al PGOU. Impulsar la Rehabilitación de vivienda.

d) Búsqueda de crear espacios diáfanos y abiertos, con instalación de zonas verdes medios sostenibles y accesibles. 

Para llevar a cabo esto el Ayuntamiento de Zaragoza debería poner toda la maquinaria jurídica encima de la mesa y prepararse para un ambicioso plan urbanístico que busque devolver el Casco Histórico a la ciudad de Zaragoza. Este plan urbanístico no se basa en la realización de una reforma agresiva del Casco Histórico, sino mas bien una reforma tranquila, sosegada y progresiva.

Este plan se basaría en cuatro ejes importantes:

1. Urbanístico: Búsqueda e impulso de creación de vivienda en los solares y edificios abandonados y rehabilitación de edificios existentes. Atracción de nuevos vecinos al Casco Histórico y creación de un parque de vivienda atractivo

2. Económico: Impulso del comercio local de calidad y creación de espacios de comercio. Facilidad para instalar negocios prestando especial atención a aquellos negocios históricos o que puedan reportar beneficios a la zona. Negocios que aporten un valor añadido al Distrito.

3. Social: Regulación de las subvenciones que se otorgan a entidades situadas en el Casco Histórico y obligación de someterse a una auditoria que exponga los beneficios que han aportado al barrio. Impulsar estos locales para la venta y creación de negocios y no para la sede de espacios subvencionados.

Son muchas las entidades que ocupan un espacio que es escaso en el Casco Histórico. La mayoría de estas entidades reciben algún tipo de subvención y ayuda, ya sea municipal o autonómica. No hay ningún documento público que exponga que este tipo de entidades aportan más al entorno de lo que reciben. 

4. Medioambiental: Creación de un espacio verde en el interior del Casco Histórico que ofrezca espacios de disfrute para las familias. 

En otras palabras, se trataría de levantar un nuevo Casco Histórico y empezar desde cero en algunos solares e inmuebles. 

0 Shares:
1 comment
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You May Also Like