Qué es el islote de Lobos y como visitarlo

Fuerteventura

El ‘islote de Lobos’ es una isla muy próxima a Fuerteventura (apenas a 15 minutos del municipio de Corralejo) que esconde cierto encanto natural e incluso místico. Para llegar a este islote la única forma de hacerlo es a través de un barco o lancha y el precio es de 15€ y el trayecto apenas llega a quince minutos. 

Una vez en el islote lo mejor es que conozcas un poco en dónde te encuentras y qué esperas ver para poder organizar un poco tu “estancia”. Te lo digo porque recorrer el islote te va a llevar cuatro horas. Lo primero que tienes que saber es que hay varias cosas que ver en el islote y algunas te van a llevar más tiempo que otras. 

Desde que llegas y hasta el final hay un sendero marcado del cual no puedes salir. La idea es proteger toda la flora y fauna única de la isla e impedir que haya “decenas” o “cientos” de turistas transitando por la isla con aire albedrío.

Te recomendaría visitarla con tiempo pues si quieres aprovechar un poco el día lo mejor es comer en la isla y aprovechar el recorrido para finalizar en la playa La Concha. Hay varias fórmulas para visitar el islote que van desde excursiones guiadas (con snorkel, comida…etc) hasta ir por tu cuenta. Cualquiera es válida. Los lugares “más conocidos” del islote de lobos son:

a) Puertito de Lobos: que es un muelle justo al lado de donde atracan los barcos. Un lugar muy bonito a determinadas horas del día, cuando le da el sol y el agua se ve verde y limpia. Aunque no hagas mucho caso a Instagram…

b) Playa de la Concha: Una playa pequeña y tranquila donde aprovechar tu visita al islote para buscar un momento íntimo y tranquilo.

c) Volcán de La Caldera: la montaña más alta de la isla en donde podrás apreciar una panorámica excelente. Eso si prepárate para hacer “piernas” pues la subida de 20 minutos es “mortal”.

d) Faro de Martiño: Estuvo habitado hasta 1968 por un farero. En días despejados se puede ver el sur de Lanzarote y goza de una magnífica perspectiva del interior de la isla de Lobos. Es un buen lugar para tomar un descanso y comer

Además tiene un rincón con mucho encanto como es la Playa de la Concha de Lobos. Una playa pequeña, con encanto, arena final y blanca e ideal para descansar después de un trayecto por la isla. Recorrer la isla cuesta aproximadamente 4 horas y es una actividad que te recomendaría pues el paisaje y sus características rocosas hacen de esta isla un lugar casi “marciano”. Las vistas que hay en la Montaña son increíbles y podrás divisar prácticamente toda la isla.

Visitar el Faro de Martiño podrás ver también la panorámica que ofrece. Arriba no hay nada reseñable salvo conocer un poco la historia de una de las mujeres más célebres de Fuerteventura (poetisa Josefina Pla). La verdad es que impresiona mucho imaginarse la vida en esa isla hace un siglo y es que Fuerteventura tiene mucha tradición pesquera.

El paisaje aparentemente inerte y casi marciano de la isla junto con sus dunas y piedras hacen un lugar insólito y curioso. 

0 Shares:
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You May Also Like