Ibiza: isla de la Luz

Ibiza es una isla que nos sorprendió gratamente, no esperábamos que fuera tan bonita y tan llena de posibilidades. La fama de lugar de fiesta y de desfase discotequero debe dar paso a la Ibiza de la Luz, del espacio hippie y de la tranquilidad. No conocemos la Ibiza nocturna pero desde luego nos encantó la Ibiza de los paseos, los trayectos en moto, las calas, los restaurantes, las visitas al puerto, su casco histórico…etc. ¿Te vienes?

Para empezar nuestro mapa de Ibiza (y Formentera) con aquellos lugares que destacamos por su especial interés: calas, playas, restaurantes, puerto…etc. Para llegar a Ibiza no vas a tener ningún problema ya que puedes hacerlo desde barco (ferry) o avión. Una vez en el puerto o aeropuerto de Ibiza es fácil moverse. Si tienes que ir a cualquier localidad (San Antonio por ejemplo) primero debes acudir a Ibiza ciudad y a partir de ahí coger un autobús.

Desde el aeropuerto de Ibiza al centro de Ibiza tienes que coger el autobús de la línea 10, que lo tienes nada mas salir del aeropuerto a la derecha. El precio creo que son 2,10 euros. Una vez en Ibiza, tienes que ir a las paradas de autobús (que están muy próximas al puerto) y coger el bus que corresponda. Para ir a San Antonio es la L3. El precio es de 2,10 euros y el trayecto apenas son 30 minutos.

Playas y calas de Ibiza

Salvando las distancias entre dos islas que son diferentes, Ibiza no tiene nada que envidiar a algunas calas de Formentera. Al igual que en Formentera, nos vamos a encontrar aguas limpias, azules turquesa, arena fina junto con partes rocosas y barquitos atracados en las proximidades. Entre las calas que más nos gustaron están la Cala Comte y Cala de Hort. 

La cala de Hort es famosa puesto que además de tener unas aguas muy limpias y azules, desde aquí podrás divisar la Isla de Es Vedrá. Esta isla actualmente se encuentra protegida por su riqueza marina y no se puede acceder a la misma, tan solo podremos acercarnos con un barco o contratando alguna excursión. Muy famoso es el mirador de la Torre. Para acceder al mismo tendremos que, una vez llegados al mirador ‘esplanada Es Vedrá’, subir un rocoso camino de piedras (lleva buen calzado) hasta alcanzar la cima (la Torre). Ve con cuidado.

En cuanto a la Cala de Hort, podemos decir que es una de las más bonitas de Ibiza. Nosotros estuvimos en cuatro o cinco calas, evidentemente en cinco días no te da tiempo a ver bien Ibiza así que te recomendaría que  «no intentes verlo todo» y tómatelo con paciencia. Disfruta.

Otra de las calas que nos gustó mucho (quizás la que más) fue la Cala Comte. Situada en la zona San José es una cala con aguas turquesas y mezcla de arena fina con rocas. Se prolonga a lo largo de la costa y tiene algunas zonas menos accesibles que otras. Como en muchos sitios de costa y calas tan bonitas: suele estar lleno. Así que lo mejor es que madrugues un poquito y vengas a primera hora porque la verdad es que merece mucho la pena venir y “sentirte solo” en un sitio tan maravilloso como éste.

Tomar el sol, leer, tomar algo en el restaurante que hay al lado o incluso algo de fruta que te ofrecen (no es legal porque no tienen licencia pero la fruta tiene muy buena pinta) a un buen precio. O simplemente nadar entre las aguas cristalinas y hacer snorkel o buceo.

Pero Ibiza tiene mucho más que playas y calas, aunque desde luego es uno de sus mayores reclamos turísticos. Nosotros nos quedamos con la sensación de que nos perdíamos muchas cosas y es que nos hubiera encantado haber podido estar en cada rincón y cada pueblo.

Otra cala que no puede faltar es la Benirrás, situada en la zona de Can Vidal (norte de la isla) en esta cala gozarás de mucha tranquilidad. 

Iglesia de Santa Eulalia

Merece la pena escaparse hasta la pequeña y tranquila localidad de Santa Eulalia para visitar la Missa de Puig. Es una iglesia que data del siglo XVI y que en su día también su utilizó como fortificación contra el intento de invasión turca que sufrió Ibiza. Esta iglesia es una maravilla de preciosa que es y toda la historia que alberga. No dudes en acercarte a verla.

En la iglesia descansan los vecinos de la localidad y destaca ver las tumbas judías y de algunos vecinos de Ibiza que nacieron en otros lugares del mundo.

Mercado hippie de Las Dalias

Una parada en el camino para visitar el famoso mercadillo hippie de Las Dalias. Aunque sus inicios se remontan hacia los años sesenta, el actual Mercadillo de Las Dalias nació en el año 1985. En la actualidad acoge más de 300 puestos y puede llegar a congregar a cerca de 20.000 visitantes. Aquí encontrarás ropa, artesanía, bisutería, calzada, productos manuales, calzado, música y comida “callejera” así como dos pubs que preparan mojitos y demás bebidas.

Foto: VisiIbiza

Casco Histórico de Ibiza

El casco antiguo de Ibiza es conocido como «Dalt Vila» (la ciudad alta, traducido del ibicenco). Esta ciudad queda encuadrada en las imponentes murallas que fueron declaradas Patrimonio de la humanidad por la UNESCO en 1999. La ciudad amurallada era, y es, el centro de gobierno, comercial y cultural de la isla.

La vida nocturna se centra mucho en el Casco Histórico, que por cierto, es precioso. Sus casitas blancas, deterioradas (algunas), balcones con flores, paseos por el interior, callejuelas sin coches, niños jugando… También encontrarás la ‘Casa museo de Cristobal Colón’ donde al parecer “defienden” el origen ibicenco del navegante… (sin comentarios). 

El Casco Histórico de Ibiza es un lugar ideal para comer o cenar; pero prepara la cartera. Se dan citas algunos locales exclusivos que, sin ser especialmente llamativos, ofrecen un servicio exquisito al cliente y preparan los productos más frescos y de calidad. 

Pasear por el Casco Histórico mientras atardece es una actividad que debes de realizar. Puedes subir a los más alto para observas la isla y el puerto mientras se esconde el sol.

Si quieres más información sobre Ibiza siempre puedes visitar terapiadeviaje.es

0 Shares:
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You May Also Like