Visita Fuerteventura

Fuerteventura es un destino que me ha llamado mucho la atención y que en cierta manera, me mantiene intrigado. Por un lado pensaba que visitar esta isla después de haber visto otras islas como Ibiza, Mallorca o Menorca no me iba a suponer “algo diferente”. No obstante encontré una isla con mucho potencial y con algunos “peros”.

Me alojé en el municipio de Corralejo ya que había leído que era lo más turístico de la isla. Encontré (imagino que en gran parte por el COVID) una localidad semi cerrada y fruto de una importante expansión urbanística sin control. Hasta encontré un parque acuático abandonado.

La sensación que tuve es que Fuerteventura tiene mucho potencial turístico si se sabe enfocar hacia un «turismo diferente». Esto es enfocar la isla hacia un turismo sostenible, enfocado a las familias y especialmente a las parejas y a las actividades deportivas y alejarse de la construcción de urbanizaciones asépticas. Aquí el surf y deportes similares son los reyes y eso se percibe. 

En mi breve estancia únicamente pude ver la zona norte de la isla. Si quieres un consejo no alquiles una motocicleta pues el viento es constante y a veces supone una molestia. Lo mejor sin duda es moverte en turismo. 

Como punto positivo vi que se estaba incentivando mucho las actividades ciclistas; ya sea recorridos por la isla y algunas zonas (que parecen fruto de un planeta como Marte) así como carriles bici que conectan algunas localidades situadas a 15 kilómetros.

Que ver en Fuerteventura

Fuerteventura tiene muchos atractivos y yo, por cuestión de organización del tiempo sólo pude ver una pequeña parte de la isla. Alojarte el Corralejo tampoco debería ser tu prioridad pues todo depende de lo que busques y si tu intención es hacer únicamente surf puedes alojarte prácticamente en cualquier punto de la isla. 

Cofete, Dunas de Corralejo, playa de La Concha, Aguasverdes y la isla de Lobos son visitas obligatorias situadas unas de las otras a dos horas en vehículo. Al estar en la zona norte lo primero que hice fue visitar las Dunas de Corralejo y Playa Larga (están casi juntos).

Los paisajes aparentemente inertes y de fuertes colores rojizos y amarillos en algunas ocasiones eran espectaculares. Pasar el día en Playa Larga y posteriormente ver el atardecer en las Dunas es un plan excepcional. Como su nombre indica -Playa Larga- es una enorme extensión de playa machacada por olas con una gran anchura en la playa. No te imagines las olas rompiendo porque por suerte esta playa es larga y ancha, por lo que puedes pasear tranquilamente por la orilla.

Surfistas y algún que otro nudista se dan cita en esta playa tan pacífica como hipnótica.

Entre las dunas y playa Larga separa una carretera que a veces parece infinita y serpenteante entre el aire y la arena. Es sin duda una panorámica fantástica 

Otro de los lugares que no te puedes perder es visitar el islote de Lobos; lugar protegido por su especial interés medio ambiental y protección de la fauna. Recorrer la isla con tranquilidad te llevará algo más de cuatro horas. Desde el año 2019 para visitarlo era necesario un permiso con hasta máximo 5 días de antelación y visitarlo en horario de mañana o de tarde.

Con la llegada del COVID (poco turismo) se ha paralizado todo este tema.

Te recomendaría visitarla con tiempo pues si quieres aprovechar un poco el día lo mejor es comer en la isla y aprovechar el recorrido para finalizar en la playa La Concha. Hay varias fórmulas para visitar el islote que van desde excursiones guiadas (con snorkel, comida…etc) hasta ir por tu cuenta. Cualquiera es válida. 

Los lugares “más conocidos” del islote de lobos son:

a) Puertito de Lobos: que es un muelle justo al lado de donde atracan los barcos. Un lugar muy bonito a determinadas horas del día, cuando le da el sol y el agua se ve verde y limpia. Aunque no hagas mucho caso a Instagram…

b) Playa de la Concha: Una playa pequeña y tranquila donde aprovechar tu visita al islote para buscar un momento íntimo y tranquilo.

c) Volcán de La Caldera: la montaña más alta de la isla en donde podrás apreciar una panorámica excelente. Eso si prepárate para hacer “piernas” pues la subida de 20 minutos es “mortal”.

d) Faro de Martiño: Estuvo habitado hasta 1968 por un farero. En días despejados se puede ver el sur de Lanzarote y goza de una magnífica perspectiva del interior de la isla de Lobos. Es un buen lugar para tomar un descanso y comer

Otra de las paradas obligatorias en Fuerteventura es la Playa del Castillo (situada en el municipio de El Cotillo). Es una playa enorme que conecta con otras playas y acantilados. Para acceder a cada una de ellas lo mejor y más seguro es por arriba (las fotos son más explicativas) ya que se forman como “mesetas” antes de llegar a las playas y los accesos, aunque generalizados, son muy concretos.

Siguiendo en el mismo municipio visitaremos la Playa La Concha (mismo nombre que en islote de Lobos), que al igual que la otra, es un lugar tranquilo, íntimo, con arena blanca y fina y aguas limpias. 

Cerca de estas playas está situado el Faro del Tostón. En sus alrededores hay una pequeña ruta de unos 30 minutos para conocer con más detalle el valor histórico de la zona a través de los sedimentos y los fósiles existentes. 

Si nos trasladamos ya a la localidad de Lajares, situada a diez minutos en coche, encontraremos los famosos molinos de Lajares y el Volcán Calderón Hondo.

Subir arriba del todo del volcán es toda una experiencia y te llevará unos 20 minutos andando. La panorámica que tienes es muy bonita y mas propia de un paisaje marciano.

Es sin duda un recorrido muy breve de la isla de Fuerteventura que seguro que esconde decenas de rincones y lugares maravillosos. Dos días y medio es lo máximo que tuve para ver con relativa tranquilidad todos estos paisajes. Estoy seguro que con el tiempo volveré a ver la zona sur de la isla.

Si quieres más información sobre Fuerteventura puedes visitar terapiadeviaje.es

0 Shares:
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You May Also Like