Una ciudad holandesa decide quitar el 10% del asfalto y sustituirlo por arbolado

La ciudad holandesa de Arnhem ha decidido cambiar el diseño de gran parte de la ciudad para hacer frente al cambio climático

Esta ciudad ha decidido ir desenterrando parte de las carreteras de asfalta para crear áreas sombreadas y con arbolado alrededor de los distritos comerciales más concurridos para hacer frente a las consecuencias del calentamiento global. 

Bajo un plan de 10 años, la ciudad presentó ayer un proyecto que propone un nuevo diseño urbanístico para preparar mejor a la población de las posibles consecuencias climáticas.

La idea es disipar mejor el calor y mejorar la absorción de lluvia en la ciudad así como eliminar lo que se conoce como islas de calor. Una de las metas de este plan es que el 90% del agua de lluvia se absorba en el suelo en lugar de escaparse por el sistema de alcantarillado.

Las islas de calor son uno de los grandes problemas medioambientales de las ciudades modernas y desarrolladas. Se trata de un fenómeno de origen térmico que se produce en áreas urbanas y que consiste en que existe una temperatura diferente, que tiende a ser más elevada especialmente durante la noche, en el centro de las ciudades debido al asfalta, concentración de edificios (pocas calidades medioambientales)…etc.

Los árboles se plantarán junto a una red de caminos para proporcionar protección contra el sol y se construirán nuevos lugares para “refrescarse”, con estanques y áreas cubiertas, cerca de las concurridas plazas y centros comerciales.

Este plan también incluye la continuación de la estrategia para la transición energética, que garantiza que la ciudad siga siendo habitable en el futuro.

Qué podemos hacer en Zaragoza

Es cierto que todos los grupos políticos llevan en sus respectivos programas medidas para la mejora de la sostenibilidad ambiental. Lo que ocurre es que es necesario un gran consenso entre todo el arco político para llevar a cabo determinados cometidos. Durante los años 2007 a 2014 se construyeron en Zaragoza grandes espacios neutros, con hormigón y poco sostenibles. 

En Zaragoza sería deseable la aplicación de medidas similares tales como:

a) Aumento del arbolado en zonas catalogadas como “duras”.

b) Eliminación progresiva de bloques de hormigón

Espacios como la Plaza de la Selección Española, la Plaza Europa, plaza Eduardo Ibarra o la zona de norte del barrio de Parque Venecia son claros ejemplos de un uso excesivo de elementos de hormigón o piedra que no beneficia en nada a la mejora del espacio verde: un espacio que puede ser destinado para el ocio y las familias.

¿Pasearías una tarde de verano por la plaza Eduardo Ibarra? (una plaza sin zonas verdes, sin sombras…). Es lo que se denomina un «espacio duro»

Parque Venecia - Más de 4.400 metros cuadrados de hormigón
Cº Alierta - Más de 5.300 metros cuadrados "duros"
Eduardo Ibarra - Más de 8.000 metros cuadrados de hormigón
Pza Europa - Más de 5.000 metros cuadrados duros

c) Rediseño de espacios urbanos tales como grandes plazas para hacerlas más blandas, arboladas, con sombras y orientadas a un verdadero uso peatonal y familiar

d) Actuación sobre el Canal Imperial de Aragón a su paso por Torrero, San José y Parque Venecia para hacerlo más atractivo y familiar

e) Instalación de toldos en calles concurridas para crear espacios de sombras

Sería muy positivo que este debate se pusiera encima de la mesa cuanto antes. ¿Y tú qué opinas?

80 Shares:
1 comment
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You May Also Like